Baterías de coche

/Baterías de coche
Baterías de coche 2018-11-16T17:54:06+00:00

La batería en los coches

La batería de nuestro coche es el elemento encargado de suministrar la energía que necesita el motor para ponerse en marcha.

Además suministra electricidad cuando el coche está parado, así podemos usar dispositivos como el cierre centralizado, las luces o el sistema de infoentretenimiento: radio, GPS… con el motor del coche sin arrancar.

Con esta última función hay que tener especial cuidado. Todos sabemos qué ocurre si nos dejamos las luces puestas una noche; seguramente a la mañana siguiente nuestro motor no consiga arrancar porque la batería se habrá descargado por completo.

Sin embargo, los coches modernos suelen equipar ya un sistema automático de luces, y otras funciones como el apagado automático del sistema de infoentretenimiento cuando lo usamos demasiado tiempo con el motor sin arrancar, todo para evitar la descarga de la batería.

La batería no sólo suministra electricidad para arrancar el motor y voltaje a los sistemas eléctricos cuando el motor está apagado. También actúa como apoyo del alternador cuando este no puede aportar la suficiente electricidad al coche. Esto ocurre en situaciones de alta demanda de tensión. ¿Cuándo ocurre esto? Pues, por ejemplo, en un atasco en el que estamos usando calefacción, las luces, la radio, el GPS, los limpiaparabrisas, etc. En este momento el giro del motor al ralentí no es suficiente para que el alternador genere la energía suficiente y necesita la ayuda de la batería para esa cadencia.

El alternador le devuelve este favor a la batería, pues es él el encargado de recargarla. Por ello, cuando el motor de nuestro coche esté en marcha, la batería se estará cargando. Siempre y cuando esté en buen estado, claro.

Cuánto dura una batería de coche

Si te preguntas que cada cuanto se cambia la batería de un coche, tienes que saber que la vida media de una batería de coche está entre los tres y cinco años. Pudiendo durar menos o más en función de diversos factores. El uso que se le de al coche, el clima y el cuidado y mantenimiento que se le haya dado a la batería son agentes que determinarán cuánto durará una batería.

Si queremos alargar la vida de nuestra batería existen algunos mimos que podemos darle para cuidarla.

Por un lado, hay que intentar no realizar trayectos excesivamente cortos (esto también es malo para otros sistemas de nuestro vehículo, como puede ser el FAP) o apagar el coche nada más arrancarlo. La batería necesita minutos para que el alternador la recargue, si no le damos ese tiempo no podrá regenerar la carga que ha perdido al arrancar el coche y sufrirá desgaste.

También es importante no estacionar  nuestro coche en lugares con temperaturas extremas durante varios días, y tener especial cuidado con estas en general. Cuando decimos extremas hablamos tanto de temperaturas por encima de los treinta grados como las que van por debajo de los cero grados centígrados.

Además, tampoco deberíamos dejar nuestro vehículo parado, sin arrancarlo, durante mucho tiempo. Las baterías se descargan también cuando no se usan. Si tenemos que dejarlo estacionado por un largo periodo de tiempo, lo mejor será que de vez en cuando lo arranquemos, lo dejemos al ralentí y que incluso lo revolucionemos en parado un poco (esto también es bueno para nuestro motor). Estos arranques harán que la batería funcione de vez en cuando y que también se recargue. Más de un mes sin arrancar puede ser suficiente para que la batería luego no sea capaz de realizar su cometido.

En el caso de tener que dejar el coche aparcado durante mucho tiempo y que nos fuese imposible arrancarlo cada cierto tiempo, es recomendable desconectar la batería. La batería se desconecta quitando el conector del borne negro, el negativo. Esto hará que el sistema no descargue la batería y que cuando volvamos a querer arrancar el coche aún tenga algo de carga. ¡Pero no olvides conectar el borne!

Hablando de bornes, el cuidado de estos también es esencial para una buena vida de la batería. Deben estar siempre limpios.

bornes de bateria bosch

Por último, como hemos visto, la batería se encarga de suministrar energía a ciertos sistemas cuando el motor está parado. Si evitamos en la medida de lo posible esto cuidaremos un poco más nuestra batería.

Aún así, por mucho que cuidemos nuestra batería, llegará el día en el que fallezca definitivamente. Estos cuidados únicamente harán que esta dure más tiempo. Cuando nuestra batería “muera” por completo será hora de sustituirla por otra nueva.

Es decir, con uno buenos hábitos, podríamos cambiar la batería de nuestro coche cada, aproximadamente, unos cinco o seis años.

Al sustituir la batería se deben tener en cuenta dos valores significativos: la tensión máxima de salida (V) y la capacidad (Ah). Cada coche debe llevar una batería con unos valores determinados, y así lo recomienda cada fabricante. Los valores suelen variar según el segmento. Otra cuestión a tener en cuenta para la elección de la batería es si nuestro vehículo cuenta con mecanismo Start/Stop.

Así mismo, el cambio de batería es aconsejable que lo haga personal experto en mecánica. Las baterías contienen líquidos y reactivos químicos corrosivos y nocivos, por ello deben ser manipuladas con cuidado. Además una batería no puede tirarse a la basura, debe ser reciclada correctamente en lugares habilitados especialmente para ello.

Las baterías no cuentan con fecha de caducidad, pero tal y como indican los fabricantes, no tendrá un funcionamiento óptimo pasados unos seis años de su fabricación.

Cómo conectar y desconectar la batería del coche

De todos modos, si para alguna ocasión necesitas saber cómo sustituir una batería o como conectar y/o desconectarla, aquí va el procedimiento a seguir:

Para la desconexión y extracción, el primer borne que debe desconectarse es el negativo (el negro) y a continuación el positivo.

Por el contrario, la conexión se realiza al contrario. Primero debe conectarse el polo positivo y luego el negativo.

Hacer esto correctamente evitará que nos llevemos alguna pequeña descarga desagradable o que dañemos la batería.

Baterías de gel para coche

Existen varios tipos de baterías. Algunas serán mejores para unos coches y usos, y otras mejores para otros.

Las baterías más comunes son las de celdas húmedas. Estas baterías son las más económicas. Por otro lado están las baterías de calcio, las de ciclo profundo y las baterías VRLA (de gel o AGM).

Las baterías de tipo VRLA (‘Valve Regulated Lead Acid’) retienen el ácido de su interior en un separador para conseguir producir un ciclo electroquímico cerrado que no emita gases al exterior.

Las baterías VRLA pueden ser de gel o de tipo AGM. Estas últimas nacieron para suplir las carencias de las de gel. En ambas se pretende lo mismo; impedir el desplazamiento del electrolito. Sin embargo, mientras que en las de gel se utiliza una silicona para conseguir que el ácido tenga más densidad, las baterías AGM (‘Absorved Glass Mat’) cuentan con un separador de fibra de vidrio que se encarga de mantener el electrolito en el lugar correcto.

Estas baterías son las idóneas para los vehículos que cuentan con tecnología Start/Stop porque son capaces de resistir los ciclos de carga y descarga que provocan estos vehículos.

Además de estos tipos de baterías, algunos coches de alta gama y deportivos usan baterías de iones de Litio. Estas baterías son muy caras y requieren un especial cuidado, pero también pesan mucho menos que las baterías de otro tipo.

bateria de coche agm

Batería AGM

Cómo saber si la batería del coche está en mal estado

Ahora ¿como saber si la batería del coche esta mal?, pues el primer indicador, y el más fácilmente interpretable es el del testigo de la batería del cuadro de instrumentos. Si este testigo permanece encendido es un indicativo de que nuestra batería podría estar en mal estado o completamente descargada.

La descarga, o el mal estado de la batería, también puede verse reflejado en el sistema de aire acondicionado. Un funcionamiento anómalo puede ser indicativo de que la batería no está bien, pues es un sistema que depende de ella. Del mismo modo, un funcionamiento extraño en los limpiaparabrisas también puede indicar fallos en la batería. Incluso la atenuación de las luces al arrancar desvelan que la batería está en mal estado o baja de carga.

carga bateria bosch

Como no, dificultades para arrancar el motor, ruidos extraños al hacerlo… son indicativos claves de problemas con la batería. Deberás estar atento a ellos para no quedarte tirado.

Es importante también realizar una inspección visual y comprobar que no hay síntomas de corrosión o de sulfatos en los bornes. En el caso de que los bornes estén blanquecinos (sulfatados) puedes limpiarlos con la ayuda de un cepillo de dientes, agua muy caliente y bicarbonato sódico. Esto alargará un poco la vida de la batería, pero ya es un síntoma de mal estado.

Por último, con un polímetro es posible conocer si es necesario sustituir la batería. Deben hacerse tres mediciones: una con el contacto quitado, otra con el motor al ralentí y otra medición de corriente alterna (también al ralentí). La batería debe cambiarse si la primera medición da un valor inferior a 12,2 voltios, la segunda un valor por encima de 14,7 V y la última un valor superior a 200 mV.

Cómo se conectan las pinzas de la batería del coche

Las pinzas para la batería son un utensilio que siempre deberíamos llevar siempre en nuestro coche; tenerlas en todo momento nos salvará seguro de un apuro, e incluso podremos ayudar a alguien que necesite carga en su batería.

Estas pinzas se usan para traspasar corriente de una batería, la donante, a otra que está descargada. El proceso parece simple, pero a veces surgen dudas sobre cómo realizarlo.

Lo primero es saber el procedimiento correcto para la conexión de las pinzas. Así pues, en primer lugar se debe conectar una de las pinzas rojas al borne rojo (positivo) de la batería descargada. A continuación, el otro extremo de la pinza roja al borne rojo de la batería que sí tiene carga. Luego, se debe hacer exactamente lo mismo pero con la pinza negra, la de los polos negativos. En este caso lo ideal es conectar primero la pinza a la batería cargada.

recargar bateria coche

Una vez se tienen las baterías conectadas, se arranca, en primer lugar, el coche donante. Tras un par de minutos procederemos a arrancar el desdichado coche sin batería, el cual debería arrancar después de la donación de energía que hemos hecho a su batería.

Cuando el vehículo que no tenía batería está arrancando, hemos de retirar las pinzas. Primero las negras; desconectando primero la de la batería gastada y luego las de la otra. Y, a continuación, lo mismo pero con las pinzas rojas. Es decir, al contrario que cuando las conectamos.

Es importante que no apaguemos el coche que necesitaba batería, pues podría volver a tener problemas para arrancar después. Tenemos que dejarlo arrancado. Es más, lo ideal es circular un buen rato con el vehículo, dándole tiempo así al alternador para cargar la batería que estaba completamente descargada.

Los coches nunca deben estar en contacto. Y se debe poner especial cuidado en que las pinzas, sobre todo las del polo positivo, toquen otras partes del vehículo durante el proceso.

En vehículos que cuentan con sensor inteligente de carga, la pinza negra no debe colocarse exactamente el polo negativo de la batería. En estos casos los fabricantes suelen habilitar otro punto al que conectarse.

Cómo arrancar un coche sin batería

A veces no tenemos tanta suerte y no disponemos de un coche donante de batería. Si se da la situación de quedarnos sin batería y no poder realizar una transferencia, hay otros métodos para salir del apuro y arrancar el coche sin batería y sin pinzas.

Existen dispositivos cargadores de batería que generan la tensión necesaria para que la batería sea capaz de arrancar el motor. Si alguna vez has tenido que llamar a la grúa porque te has quedado sin batería, seguramente el operario haya usado uno de estos para poner tu coche en marcha.

No obstante, no todos llevamos un cargador de baterías en nuestro coche. Sólo los más precavidos. Así que habría que recurrir al famoso método del arranque en segunda.

Este método debe ser usado en última instancia y en un caso aislado de emergencia, ya que puede dañar componentes del coche. Así como el catalizador.

cargador de baterias de coche

Se necesita la ayuda de al menos una persona, a no ser que tengas experiencia como especialista de cine en escenas de riesgo.

Se debe poner el contacto y comenzar a empujar el coche sobre un terreno llano. Mientras que el coche es empujado, debe estar la segunda marcha engranada y el embrague pisado a fondo. Una vez que el coche ha cogido cierta velocidad, es el momento de soltar el embrague bruscamente.

El coche hará, entonces, un amago de frenarse y arrancará.

Si la batería está completamente descargada este método no es útil, no servirá. Tampoco hay método alternativo posible si el coche es de transmisión automática.

Por cierto, una vez el coche arranque, lo mejor es ir directamente al taller a que determinen el estado de la batería y si debe de cambiarse.

CITA PREVIA

Pídenos cita previa si tienes problemas con tu batería

Te asesoramos sin compromiso
CITA PREVIA