La finalidad de este articulo, es explicar de una manera sencilla, aquellas acciones que podemos hacer para tras pasar este confinamiento, poder usar nuestro vehículo, sin encontrarnos con desagradables sorpresas.

¿Qué determinamos como movilidad prolongada?

Cada vez más, en las intervenciones tanto de mecánica como de chapa y pintura, observamos el estado en el que llegan las baterías de los coches de nuestros clientes, baterías, que si bien en el día a día no ofrecen a corto plazo ningún problema, es cuando por motivos de reparaciones, el vehículo está inmovilizado durante varios días o semanas, es ahí, donde el estado de la batería baja exponencialmente, impidiendo el arranque en numerosas ocasiones, esto es debido a la calidad de la batería, no todas las baterías son iguales, normalmente, aunque no siempre, a menor precio menor calidad, creo que es lógico.

Bateria coche confinamiento

Otro factor determinante es el nulo mantenimiento de las baterías modernas, un consumo excesivo de esta hace que el líquido que cubre las placas se evapore por acción de la temperatura interna generada, y la batería se agote, y te preguntarás ¿esto que quiere decir?, ¿que si tengo una batería vieja arrancando el coche cada cierto tiempo se cargará a tope?, no, pero alargaremos la vida a la misma y no nos cogerá de improviso su desfallecimiento.

Como hemos explicado, una batería envejecida, en un par de semanas puede perder mas del 50% de su carga útil, por lo que aparte de imposibilitarnos el arranque, puede provocar múltiples registros en la memoria de averías de nuestro vehículo, que, tras volver la tensión a nuestro vehículo por el cambio de la batería o una carga eficiente, esos testigos no desaparecerán de nuestro cuadro de instrumentos hasta introducir un equipo de diagnostico adecuado y borrar esos fallos.

¿Cómo cargar la batería?

Podemos cargar la batería con un cargador enchufado a la red.

Debemos fijarnos en los contactos o bornes de la batería, uno “positivo“, lleva en la batería una inscripción (+), el otro corriente “negativa” lleva una inscripción (-), es en este ultimo en el que nos tenemos que fijar, si lleva una cajita adosada a ese borne, si es así, es que el vehículo va dotado de unidad de gestión de carga de la batería, no me voy a parar a explicar en que consiste, solo es necesario saber que en este caso hay que poner la pinza de carga lo mas cerca del borne, o entre el borne y esta cajita, nunca por detrás, ya que esa unidad que he hecho referencia anteriormente no tendrá constancia que la batería se esta cargando y posteriormente podría presentar problemas. Tampoco en este caso se deben de soltar los bornes (cables de la instalación del coche que van conectados a la batería), ya que como he explicado la unidad tiene que saber la carga que le esta entrando a la batería, y si soltamos el borne pues… mal asunto.

Cargador bateria coche

Si no posees de un cargador de baterías, otra forma de cargar las baterías de nuestro coche es, si aun tenemos energía, arrancar el vehículo y subiendo las revoluciones a unas 2000/2500 vueltas mantenerlo aproximadamente durante 30/40 minutos, y siempre que la batería no haya sufrido daños irreparables, manteniendo el vehículo un par de horas, esto repetido de manera habitual prolongara la vida de nuestra batería.

Otro factor a tener en cuenta podría ser la desconexión temporal de nuestra batería, con el fin se salvaguardar su energía, si bien es admisible, hay que tener en cuenta que puede que nos encontremos con problemas de código de reinicio de radio, o des configuración de sistemas, como abatimiento de espejos …etc.

Si finalmente nuestro vehículo se ha quedado sin batería, la forma de arrancarlo, será con una batería auxiliar, o mas fácil con otro vehículo, si es el ultimo caso, arrancar el vehículo donante, conectar la pinza roja en el borne positivo, y el otro extremo a nuestro vehículo, y finalmente el negativo, primero al vehículo y luego al nuestro, acelerar el vehículo donante a unas 2500 rpm, y arrancar el nuestro, es necesario decir que el amperaje de la batería del vehículo donante debe ser al menos igual o superior en Ah que la nuestra, es decir si tenemos una batería de 65 Amperios hora, que la del otro vehículo no sea de inferior potencia.

Además, al arrancar nuestro vehículo de manera habitual, conseguiremos favorecer la lubricación de componentes internos de motor, tanto por aceite, como por combustible, así como hacer funcionar los sistemas de refrigeración, con sus presiones correspondientes.

Comprobación del estado de los neumáticos

Y por supuesto, muy importante, debemos comprobar el estado y presiones de neumáticos, estos soportan un peso diario, y si bien este no siempre descansa sobre el mismo punto del neumático, en situaciones de larga inmovilidad, pueden provocar deformaciones en la banda de rodadura del mismo, que si bien con el tiempo y debido al incremento de presión y temperatura en fase de conducción se minimiza.

Rueda deformada

Esta deformación puede provocar molestas vibraciones asimilables a un mal equilibrado de la rueda. Para evitar este problema, cada par de semanas es recomendable desplazar el vehículo unos cuantos metros, para favorecer la rotación de las ruedas, procurando no dejarlo aparcado en la misma posición, es decir si aparcamos en un garaje comunitario, volteamos el vehículo colocándolo al revés que los teníamos, de esa manera prolongaremos el estado de nuestros neumáticos.